Hechos y no palabras …

La vida solo acepta un lema: hechos y no palabras. Los hechos son los que mueven el mundo. Se podrá dudar de tus palabras, pero nunca de tus hechos. Las palabras son fáciles y cualquiera las puede decir, por otro lado los hechos son irrefutables y a veces no tan fáciles de hacer. Al final la vida te juzgará o pagará por tus hechos y no por tus palabras.

Todos somos parecidos por lo que afirmamos o defendemos, sin embargo lo que nos diferencia son nuestros hechos.

Échenle señores!?