Atiéndete …

Existe otro principio universal que es el Principio de la Reciprocidad, por el cual lo que das te das. Cada vez que haces algo por los demás te ayudas a ti mismo creando un saldo a tu favor que te será pagado posteriormente. Tal vez no veas la retribución de manera inmediata, pero ahí está y tarde o temprano te llegará.

También funciona contigo mismo y de manera más rápida. Asegúrate de darte buenas cosas que valgan la pena para contribuir a tu bien ser y a tu bien estar. Para estar bien con los demás, primero tienes que estar bien contigo mismo. Preocuparse por servir siempre genera rendimientos, incluyéndote a ti mismo.

Se útil primero a los demás, si quieres ser útil a ti mismo … Seneca

Échenle señores!?