No te pierdas en distracciones …

Para lograr algo que valga la pena, es necesario estar enfocado y evitar al máximo las distracciones. Hoy en día existen muchas alternativas, opciones y tentaciones para perder el enfoque y perdernos rápidamente. Visualiza en donde estás y a donde quieres llegar y traza entonces tu línea de curso de acción. Sin tener un lugar a donde querer ir, cualquier dirección da igual.

El mal de la dispersión está detrás de muchos objetivos frustrados. Las personas de éxito saben que el concentrarse para lograr algo significa tener que renunciar a otras cosas que solo les causa distracción. Cuando tienes bien identificado tu línea de navegación es muy fácil distinguir y eliminar las distracciones que solo quitan tiempo y energía.

El punto de partida de todo logro es el deseo y el enfoque…Napoleón Hill

Échenle señores!?