Tu mejor activo …

Las relaciones personales y profesionales son un factor clave para alcanzar resultados en la vida.  No es solamente a quien conoces, sino quien te conoce a Ti.  Crear y mantener relaciones es un arte y aquellos que lo dominan tienen una gran ventaja contra aquellos que no lo hacen.

Estamos tan ocupados y preocupados por nuestras actividades que olvidamos cultivar el arte de las relaciones. Pensamos que nosotros solos podemos hacer todo y que podemos ser autosuficientes, que gran equivocación. Las personas de éxito se relacionan constantemente y se preocupan por mantener y crecer ese activo personal, que son sus relaciones.

Si piensas que tienes problemas para hacerlo y no sabes cómo iniciar o conservar una relación, empieza por escuchar más a las personas y en base a lo que aprendas busca la forma de agregarles valor. La capacidad para relacionarse con los demás comienza con la comprensión del valor de las personas.

Trabajar duro no es suficiente, tampoco lo es ser excelente en lo que haces. Para ser exitoso debes aprender a relacionarte con los demás.

Échenle señores!?

Tu percepción … tu realidad

Dicen que la vida es tan simple que hasta los animales y las plantas la viven sin ningún problema.  Todos tenemos nuestra propia percepción de la vida y esto hace que surjan grandes diferencias aún y cuando estemos hablando de la misma cosa.  

La vida es sencilla, somos nosotros mismos que hacemos las cosas complicadas.  Desde nuestras creencias y prejuicios establecemos lo bueno y lo malo y cómo deben hacerse las cosas.  Adoptamos actitudes que creemos únicas y verdaderas que pensamos que nos hacen dueños de la verdad.

Una buena manera de «descomplicarnos» la vida es aligerando el peso que llevamos cargando, liberarnos de apegos, aprender a decir NO más seguido, limpiar nuestras relaciones y eliminar distracciones innecesarias.

Échenle señores!?