Tu recurso más valioso …

El recurso más valioso que tienes es el tiempo y generalmente es el más desperdiciado. Indudablemente tienes que asignar tiempo para todas las actividades básicas como dormir, comer, familia, trabajar, esparcimiento, etc.  Aquí la clave es como administras estos espacios de tal manera que no caigas en la trampa de falta de tiempo.

La vida es cuestión de prioridades. Siempre tendrás tiempo para lo que consideres importante. No digas que no tienes tiempo, mejor di que tus prioridades son otras. Si sientes que eres víctima del síndrome de «no tengo tiempo» revisa a detalle las actividades a las que le estás asignando tiempo. Tal vez sea tiempo de ver menos televisión, o tal vez reducir o eliminar las distracciones y pérdida de tiempo que genera el navegar infinitamente por las redes sociales. O tal vez necesites más claridad y enfoque en tus propósitos,  así dejas de andar haciendo de todo sin llegar a ningún lado.

Todos tenemos el mismo tiempo, la diferencia radica en lo que hacemos con él.

Dios siempre perdona, el hombre a veces, pero el tiempo nunca.

Échenle señores!?