Para algo tienes que ser bueno …

Sabes cuáles son tus fortalezas? Identificas para que eres bueno?

No cometas el error de ir por la vida haciendo de todo porque vas a terminar haciendo nada.  Las cosas para las que somos buenos son menos que para las que somos malos, por eso es muy importante que identifiques para que eres bueno y te concentres en utilizar tus fortalezas.

Dedícate a explotar tus talentos naturales y a compensar un poco tus carencias. Cada minuto que dedicas a algo para lo que no eres bueno, se lo restas a aquello que sabes hacer mejor, perdiendo así valioso tiempo para maximizar tu potencial.

Centrarse en las debilidades tiene un costo de oportunidad elevado. No dejes que tu orgullo sea mayor que tu humildad. Acepta tus debilidades y saca el mejor provecho de tus fortalezas.

Échenle señores!?