Controlas o te controlan?

El obstáculo más grande para mis logros es mi propia mente ya que en ella se cultivan toda clase de pensamientos de los cuales surgen mis actitudes que son las que finalmente hacen que las cosas sucedan ya sea para bien o para mal. Tener la capacidad de controlar mis pensamientos me da una gran ventaja que aumenta la probabilidad de éxito de mis proyectos.

Una buena forma de controlar mis pensamientos es reducir al máximo la dispersión que provoca tanta información y distracción que constantemente tengo. Un ejemplo clásico es el síndrome de celulitis que sucede cuando le doy el poder a mi celular o tableta de controlar mi atención, mi tiempo y mi forma de comunicarme.

Algunas personas la única inteligencia que tienen es la de su teléfono inteligente …

Échenle señores!?