Es cuestión de enfoque …

Una vida feliz está llena de momentos de sentimientos positivos de placer y de propósito. En cambio en una vida miserable predominan los momentos de sentimientos negativos como dolor, enojo, preocupación y stress así como también una falta de propósito por hacer las cosas.

Propicia tus momentos positivos enfocando tu atención en cosas que te hagan sentir bien y dale un sentido de intención y propósito a todo lo que hagas. Tal vez no necesites hacer grandes cambios para encontrar estos momentos, simplemente es cuestión de cambiar la dirección de tu atención.

Toma la decisión consciente de enfocarte en lo positivo …

Échenle señores!?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *