La pareja ideal …

La pareja ideal para el éxito es la humildad. Ambos se complementan para llegar al balance necesario para formar el círculo virtuoso que permite seguir cosechando éxitos. El éxito sin humildad se convierte fácilmente en arrogancia y soberbia lo que hace que empieces a tomar decisiones incorrectas que eventualmente te sacarán de ese círculo virtuoso.

Además de tu esfuerzos y meritos personales, no olvides que para llegar hasta donde estás ahora hubieron otras personas y circunstancias que te ayudaron a avanzar. Hay que tener la humildad y gratitud necesaria para recordarlo y reconocerlo. 

Si quieres ir rápido ve sólo; si quieres llegar lejos ve acompañado …

Échenle señores!?