Servir para ayudarse a sí mismo …

De la misma forma que tu vehículo y tu cuerpo necesitan mantenimiento para funcionar bien, también tu ego lo necesita. El ego es el causante de muchas frustraciones y malas relaciones. Hay que revisar el ego de vez en cuando para asegurar de que te mantengas cerca de la realidad, para no perder la sensibilidad con otros y  para realmente apreciar y agradecer  lo que tienes.

Dejar de centrarse en uno mismo y pensar un poco más en los demás es una forma de mantener el ego en buen mantenimiento. El servicio social y altruismo es una buena forma de hacerlo. La realidad es que el mayor beneficio se lo lleva el voluntario y no el beneficiado ya que ayuda a reafirmar la escala de valores y los sentimientos de gratitud hacia la vida.

Yo hago lo que usted no puede y usted hace lo que yo no puedo. Juntos podemos hacer grandes cosas .. Teresa de Calcuta

Échenle señores!?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *