Cuidado con la comodidad …

La vida nunca había sido más cómoda y conveniente que ahora. Tenemos casi todo al alcance y rápido utilizando solo unos cuantos botones con la punta de los dedos. Estamos rodeados de cosas que nos facilitan la vida con el menor esfuerzo. Esto hace que no nos gusten las cosas difíciles o tardadas. También hemos perdido el gusto por hacer las cosas y disfrutar de un buen trabajo y esfuerzo realizado.

Vivimos en una sociedad escasa de hábitos y buenos modales. Todos queremos las cosas rápido y solo para nosotros. Esto hace que ya no estemos dispuestos a pasar por el trabajo que cuesta desarrollar y mantener hábitos y valores. Si algo no es de nuestro agrado simplemente lo desechamos y buscamos otra cosa hasta que estemos enfadados de nuevo.

Ten cuidado de no convertirte en alguien desechable …

Échenle señores!?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *