Estúdienle señores …

Si quieres ser doctor vas a la escuela de medicina; si quieres ser ingeniero vas a la facultad de ingeniería; si mejor quieres ser músico vas entonces a clases de música, pero y si quieres ser padre/madre o a lo mejor te gustaría ser esposo/esposa; y que tal si quieres ser un buen amante o un buen ciudadano o un buen amigo/amiga a donde rayos vas para aprender estas profesiones?

La mala noticia es que en ningún lado te enseñan y es la razón de que la mayoría andamos todos reprobados y a veces hasta somos expulsados debido al bajo rendimiento que tenemos. Como nadie nos enseña, lo único que nos queda es ser autodidactas. 

Aprende! Supérate ! Infórmate! Crece! Mejora! Capacítate!  que nadie lo va a hacer por ti.  De lo contrario es muy probable que te lleve la chistosa…

 Échenle señores!?

Hoy se acaba hoy …

Si te pasas el tiempo luchando por cosas del pasado, no solamente estas moviéndote hacia atrás, también no estás avanzando hacia adelante, por lo que el efecto de pérdida es doble. El estar luchando por cosas que no hice y debería haber hecho o estar pensando en él hubiera sido mejor esto o aquello solo me quita energía y enfoque para la acción que necesito para el presente, o sea para el día de hoy.

Si el día de hoy no lo aprovechas y pones en acción la parte que necesitas para avanzar el siguiente escalón perderás la única oportunidad de haberlo hecho, porque el hoy,  mañana será pasado y no habrá nada que puedas hacer para recuperarlo. El efecto compuesto de la acción o no acción con el tiempo hace una gran brecha entre los ganadores y los perdedores.

Somos lo que hacemos, no lo que pensamos ni lo que sentimos …

Échenle señores!?

No busques afuera lo que ya tienes …

Todos deseamos de alguna forma el paraíso, es decir que gocemos de las mieles de la felicidad y el éxito. Sin embargo no todos tenemos la real determinación de hacer lo que se necesita para lograrlo. Es fácil confundirse lo que hace que a veces se tomen caminos equivocados tomando las decisiones incorrectas.

Date cuenta que el único paraíso que existe es el que tú mismo creas cada día a través de tus elecciones. La mayoría de las veces es cuestión de perspectiva de como vemos las cosas a nuestro alrededor para darnos cuenta de que ya estamos en el paraíso y de que no es necesario andar buscando en donde no hay.

Nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido …

Échenle señores!?

Cuidado con la comodidad …

La vida nunca había sido más cómoda y conveniente que ahora. Tenemos casi todo al alcance y rápido utilizando solo unos cuantos botones con la punta de los dedos. Estamos rodeados de cosas que nos facilitan la vida con el menor esfuerzo. Esto hace que no nos gusten las cosas difíciles o tardadas. También hemos perdido el gusto por hacer las cosas y disfrutar de un buen trabajo y esfuerzo realizado.

Vivimos en una sociedad escasa de hábitos y buenos modales. Todos queremos las cosas rápido y solo para nosotros. Esto hace que ya no estemos dispuestos a pasar por el trabajo que cuesta desarrollar y mantener hábitos y valores. Si algo no es de nuestro agrado simplemente lo desechamos y buscamos otra cosa hasta que estemos enfadados de nuevo.

Ten cuidado de no convertirte en alguien desechable …

Échenle señores!?

No seas huevon! … 

Que hueva o me da hueva son las expresiones y actitudes que más te acercarán a la mediocridad. La pereza disfrazada de comodidad no te permite moverte hacia los objetivos que tú mismo te pusiste. Cuando tienes hueva salen de inmediato una serie de justificaciones y razones lógicas que te autoconvencen de no hacer las cosas.  

No te dejes llevar por el espejismo de que es más fácil y cómodo no hacer las cosas que hacerlas porque irremediablemente con el tiempo sufrirás las consecuencias y no habrá manera de recuperar el tiempo perdido. Es más fácil ver la tele que leer o estudiar; es más fácil ir por unos tacos que cocinar una nutritiva y sana comida; es más fácil levantarse tarde que saltar de la cama temprano y salir a correr.  Todo lo cómodo y divertido es más facil que hace que lo incómodo y pesado nos de hueva.

Los grandes cambios solo se consiguen con un cúmulo de decisiones pequeñas y cada una de esas decisiones solo se logran superando la pereza … Anxo Pérez 

Échenle señores!?

Claridad para avanzar …

No es lo mismo decir voy a hacer deporte 3 veces por semana que decir voy a correr 5 kilómetros el lunes, miércoles y viernes; no es lo mismo decir voy a leer lo más que pueda que decir voy a leer 15 minutos diarios antes de dormir; no es lo mismo decir voy a comer sano que decir voy a comer 1 fruta diaria y eliminar el refresco de todos los días.

La diferencia entre tener objetivos inconcretos y no tenerlos es inexistente. Es necesario determinar con el mayor grado de detalle lo que quieres hacer para así facilitar la acción que se requiere enseguida. Sin claridad de metas de dificulta el actuar lo que promueve la procrastinacion y su posterior consecuencia de no lograr nada.

Deja de decir lo que tienes que hacer y ponte a hacerlo …

Échenle señores!?

Estás realmente conectado?

Estamos inmersos en una gran vorágine de sucesos, eventos e información que algunas veces llegamos al grado de padecer el síndrome de FOMO (fear of missing out) – miedo a perderse algo – que nos hace querer estar siempre conectados, incluso cuando llegamos a un lugar nuevo lo primero que preguntamos es si hay señal y si tenemos la mala suerte que no hay, nuestro nivel de ansiedad se manifiesta revisando continuamente el teléfono aunque sepamos que no estamos conectados.

Será que en nuestra continúa búsqueda de estar siempre conectados nos estamos desconectando de otras cosas más importantes?  Es alarmante la cantidad de horas promedio que dedicamos a estar conectados y lo más patético es que lo hacemos por información inútil y a costa de otras cosas mucho más importantes incluyendo nuestra propia vida.

La mejor red social, es una mesa rodeada con las personas que más quieres … Sarai Llamas

Échenle señores!?

Convierte tus disgustos en motivos …

Para lograr cualquier cosa en la vida se necesita tener un motivo lo suficientemente fuerte para que te empuje hacia la acción. Estos motivos pueden ser algo que te gustaría hacer o tener.  Sin embargo algunas veces se nos dificulta identificar claramente que es lo que queremos y no logramos despegar.  Si es así, entonces vete al otro extremo e identifica algo que te disgusta mucho de tu situación actual.

Tal vez pueda ser que tienes sobrepeso y te disgusta mucho verte así; tal vez pueda ser que vas de compras y no compras lo que realmente te gusta porque es costoso y te sientes mal por eso. O tal vez no te gusta lo que haces ni tu entorno actual.  Identifica pues que es lo que te hace sentir mal o a disgusto y utilízalo como un motivo para generar el cambio que necesitas y no encuentras como empezar.

Cuando te permites lo que mereces, atraes lo que necesitas …

Échenle señores!?

Disfrutar y compartir más que tener …

A veces pensamos erróneamente que el tener más dinero nos hará más felices y que podremos disfrutar más de la vida. El dinero lo único que hará es hacernos más de lo que ya somos. Más dinero nos llevará más rápido al destino que ya íbamos. El dinero es simplemente un instrumento o medio que se utiliza para el fin que nosotros queramos darle.

El dinero lo único que te da es tener más opciones para resolver situaciones que se presentan pero que no necesariamente te harán más feliz. Si ya tienes una situación de insatisfacción, con dinero serás un infeliz de lujo. Por otro lado si ya gozas y dominas el arte del buen estilo de vida, la riqueza te permitirá llegar a nuevos niveles y ampliar tu riqueza interior.

La riqueza consiste muchas más en el disfrute que en el tener … Aristóteles 

Échenle señores!?

Tienes un buen estilo de vida? …

El tener un buen estilo de vida no necesariamente requiere grandes cantidades de dinero ni tener muchas cosas. El estilo de vida tiene que ver más con valores, buen gusto, educación, consciencia en el consumo y compartir. Es el arte de crear, disfrutar y compartir buenos momentos que al final se convierten en los materiales que van construyendo tu camino hacia el bienestar y felicidad.

Date oportunidad de tener un buen estilo de vida a través de mejorar tu entorno constantemente. Ten buenas relaciones; aporta valor a los demás; lee buenos libros; ve buenas películas y escucha buena música. Crea tiempo para disfrutar momentos con tus seres queridos (sin teléfonos) y disfrútalos al máximo. Y también de vez en cuando date el gusto de una buena comida con un buen vino.

Cuando el estilo de vida es malo, tomar medicinas es inútil. Cuando el estilo de vida es bueno, las medicinas no son necesarias…

Échenle señores!?