Eres realmente libre? …

Existen muchas cadenas que coartan nuestra libertad, algunas visibles y otras no tanto. Las dependencias materiales, sociales y apegos nos atan sin que nos demos cuenta.  Nuestra tendencia a darle gusto a los demás o el temor al que dirán nos privan de lo que realmente nos gustaría ser o hacer. Algunas veces también somos presa de nuestras actitudes que no nos dejan avanzar y nos mantienen atascados en un círculo vicioso.

No es fácil identificar nuestras ataduras y es complicado liberarnos de ellas.  Una buena forma de empezar es aprender a decir NO más seguido y a liberarte de cosas que no necesitas.

La verdadera libertad consiste en el  dominio absoluto de sí mismo … Michel de Montaigne

Échenle señores!?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *