Dar para recibir …

El pupilo dice: Maestro, estoy muy desanimado, que puedo hacer? Y el Maestro contesta: Animar a los demás. 

Si quieres sentirte bien y feliz, busca la forma de ayudar y agregar valor a las demás personas. El sentido de la vida tiene mucho que ver con hacer aportaciones al bien común. La mejor forma de encontrar la felicidad es dársela a otros. Pequeños actos de generosidad de manera cotidiana es suficiente para hacer sentir bien a los demás y a ti mismo. Lo maravilloso de la generosidad es que viene acompañada de la gratitud creando así un círculo virtuoso del bien ser y bien estar.

Todo lo que hacemos tiene siempre un retorno, así que asegúrate de que tus acciones sean las necesarias para lo que te toque de regreso sea lo que quieres.  Recuerda que cuando das lo haces con una mano y cuando recibes lo haces con dos.

No eres lo que tienes, eres lo que das …Anónimo 

Échenle señores!?

2 opiniones en “Dar para recibir …”

  1. Gracias por recordarnos la misión que tenemos en este mundo, además de que el servir nos engrandece el espíritu….
    Es el Fin más valioso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *