No seas gaseoso …

En la vida abundan las personas «gaseosas» comienzan con mucha fuerza y efervescencia, pero enseguida pierden fuerza y dan paso de nuevo a la actividad rutinaria. Está bien estar motivado para empezar las cosas, pero la clave está en cultivar hábitos que nos den la constancia necesaria para terminar lo que empezamos.

A través de los hábitos superamos la tentación de la comodidad y pensamientos de justificación para no hacer las cosas diciendo que «por un día no pasa nada» casi siempre ese día se convierte en dos y luego en tres hasta que finalmente se abandona. En el momento que dejas de practicar un buen hábito comienza a instalarse uno malo.

Lo que abandonas te abandona.

Échenle señores!?

2 opiniones en “No seas gaseoso …”

  1. Tu comentario llegó en muy buen momento Muy cierto y en todos lados conocemos a personas gaseosas que hablan dicen impresionan pero a la hora de rendir resultados decepcionan saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *