Ver para creer o creer para ver …

La realidad absoluta no existe. Cada quien a través de sus cristales crea su propia realidad. Nuestras creencias juegan un papel vital en cómo percibimos los hechos y acontecimientos de nuestro alrededor y es entonces que a partir de ahí creamos nuestra realidad.

Si tus creencias están alrededor de la salud, del bienestar y prosperidad, de la felicidad, del progreso y de los valores universales como el amor y la honestidad y lealtad entonces tu realidad será muy diferente a que si tus creencias estan basadas en sus antivalores.  Date cuenta de que si no te gusta tu realidad tienes el poder de cambiarla si cambias tus creencias respecto a ti mismo y de tu alrededor.

Son tus creencias, ciertas o no, las que forman tu mundo … Byrne

Échenle señores!?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *