Date tu tiempo para crecer …

La naturaleza nos enseña que los frutos llegan después de un proceso de siembra, cuidados y crecimiento. Y este proceso lleva su tiempo. No se puede de otra forma. No se puede alterar el ciclo natural de la cosas ya que lo único que obtendremos será un fruto mal logrado y formado.

Las cosas que valen la pena requieren de un proceso de maduración para que tengan estabilidad y madurez.  Valdría la pena que te preguntes si estás trabajando en algún proceso de maduración para después obtener los frutos que andas buscando o simplemente estás de espectador viendo crecer los frutos de los demás.

Si cuando pudiste, no quisiste, no podrás cuando quieras … atentamente, la oportunidad

Échenle señores!?