Muévete para avanzar …

No solo generamos consecuencias con nuestras acciones, sino también con nuestras no acciones. Provocamos que ocurran ciertas cosas ya sea por acción u omisión. No hacer nada también es hacer algo y tiene sus consecuencias. Es un error pensar que el inmovilismo no produce consecuencias.

Eres responsable de lo que haces, así como también de lo que no haces. Es como el ajedrez, todos tus movimientos cuentan para lograr la victoria o para tu mismo construir el camino para la derrota.

Échenle señores!?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *