Y tu qué crees? …

Invierte tiempo y esfuerzo en alimentar tu mente con un entorno positivo. Somos como imanes, nuestra forma natural de pensar determina en gran medida nuestra abundancia. Si hay algo que no te gusta o que no te sientas satisfecho, revisa tu sistema de creencias. Muchas veces sin darnos cuenta, somos nosotros mismos los que nos ponemos límites y no nos permitimos avanzar.

Si quieres cambiar los frutos tendrás primero que trabajar y cambiar las raíces, de otro modo seguirás obteniendo lo mismo aunque no te guste. No se trata de ser excelente en lo que hagas, sino que esas cosas que haces estén alineadas con lo que realmente quieres y te gusta.

Tu nivel de abundancia y prosperidad está directamente relacionado con el nivel de tus creencias.

Échenle señores!?

1 opinión en “Y tu qué crees? …”

  1. Gracias…excelente.

    Hay que aprender a vibrar con tu esencia.

    Difícil o fácil según te encuentres
    Se ve muy sencillo pero uffff.cuesta trabajo..tanto entenderlo como hacerlo
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *