Con calma que llevo prisa …

La experiencia demuestra que tomar decisiones y acciones aprisa o precipitadas puede ser contraproducente. Pasado un poco de tiempo las cosas se ven de otra manera. Dejarse llevar por el momento te puede llevar a tomar desiciones que después te puedes arrepentir, desde afectar relaciones que luego es difícil restaurar, hasta la pérdida de buenas oportunidades de negocio.

No confundas la serenidad y paciencia con la pasividad y falta de ímpetu. La serenidad es escencial para que en medio de las dificultades que se puedan presentar pienses y actúes correctamente sin perder nunca tu propósito final y la paciencia te ayudará mantener la constancia necesaria para llegar a tu puerto final a pesar de las desviaciones encontradas.

 La serenidad y el equilibrio son virtudes recomendables para el ejercicio del buen gobierno…Sun Tzu 

Échenle señores!?

1 opinión en “Con calma que llevo prisa …”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *