Lo único que puedo controlar … yo mismo

Las personas reactivas actúan de acuerdo a su entorno. Sus actitudes y comportamientos son de acuerdo a sus circunstancias y generalmente no tienen control sobre lo que hacen. Usualmente son victimas de la situación y son controlados por terceros. Por otro lado las personas proactivas saben que lo único que pueden controlar son a sí mismos, por lo tanto son capaces de crear el entorno necesario para salir adelante.

No se puede actuar ni controlar sobre muchas cosas. No puedes controlar el clima, tampoco el tráfico y mucho menos al gobierno. Sin embargo, siempre podrás actuar sobre ti mismo. Cada día puedes contribuir a lograr una mejor versión de ti mismo lo que invariablemente traerá consecuencias positivas en tu vida.

Haz que tus acciones salgan de tu valores independientemente de tu entorno.  Que no importe que tan difícil esté la situación en la que estás,  que sean tus acciones, actitudes y comportamientos los que te definan. No seas otra víctima más, mejor conviértete en el protagonista principal de la película de tu vida.

Échenle señores!?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *