Todo cambia … y tu?

A la mayoría de las personas les cuesta mucho trabajo cambiar. Dejar la comodidad de la rutina y hacer las cosas de otra manera, para muchos no es tarea fácil, incluso aunque sea para mejorar. El hacer cambios implica entrar en terrenos desconocidos lo cual nos pone a la defensiva ante la tensión que el cambio provoca. 

Un error muy común que se comete es adoptar una actitud de pasividad al no querer hacer cambios ya sea por miedo, por flojera, por comodidad o comformismo. Desafortunadamente todo en la vida está cambiando constantemente empezando con nuestro propio cuerpo. Todas las cosas están en constante cambio y para no quedarse atrás es necesario que adoptemos una actitud de mejora continua en todo lo que hagamos.  Hay veces que se requiere pedir disculpas en vez de pedir permiso.

Atrévete a cambiar, no te quedes rezagado que luego es muy difícil recuperar el paso y alcanzar. No te quedes atrás.

Nada ha cambiado, solo yo he cambiado, por lo tanto todo ha cambiado.

Échenle señores!?

1 opinión en “Todo cambia … y tu?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *