Te crees capaz? …

A menudo pecamos de complejo de inferioridad, de creer que no somos capaces de hacer algo, y esa creencia es la que nos reprime de ir por aquello que realmente deseamos. 

Tenemos el convencimiento de que nuestras carencias son algo estructural que no podemos cambiar, pero no es así. La limitación no esta en nuestra incapacidad para alcanzar lo que deseamos, sino en la convicción de que somos incapaces.

«Lo que es necesario cambiar de una persona, es su visión de sí misma» – Maslow

Échenle señores!?

Sigue tu instinto …

Nadie ni nada puede anticipar nuestro futuro. Hay veces que podemos sentirnos perdidos sin estar seguros de que hacer, en estos momentos hay que escucharse a uno mismo y descubrir las señales que nos indican el camino a seguir. Estas señales las veras a través de la fe, el karma, el instinto o como lo quieras llamar. Incluso algunas veces seguimos estas señales sin estar seguros del destino final al que llegaremos sin embargo el instinto nos dice que es el camino correcto.

La experiencia evaluada de la vida nos va dando estas señales por eso es importante que seamos un continuo aprendiz. Hay que cuidar de no llenarnos de cosas triviales que no contribuyen al fortalecimiento de nuestras señales. Incrementa constantemente tu banco de experiencias evaluadas en el entorno adecuado.

Cuando hablas, solo repites lo que ya sabes; cuando escuchas, quizás aprendas algo nuevo … Dalai Lama

Échenle señores!?

Haz consciencia …

Ser consciente de la cosas es el único camino al cambio verdadero. La consciencia es lo que queda cuando se elimina todo lo innecesario. Por desgracia, el grado de consciencia social es muy bajo en general y por eso andamos tan desconectados de nosotros mismos.

Que sentido tiene correr, cuando estamos en la carrera equivocada? La consecuencia es clara: insatisfacción e infelicidad.

Échenle señores!?

Todo tiene una explicación …

Si miras hacia atrás encontrarás la explicación a tu situación actual, a lo que eres y a lo que tienes.  Tus desiciones y acciones van tejiendo el curso y dirección que va tomando tu vida y si, tú eres el único responsable.

No olvides que por muy complicado que parezca, tú siempre tienes el control de lo que te pasa. Si estás en una situación de que no importa lo que hagas y que tus resultados no obedecen a tu esfuerzo sino a causas externas, entonces es momento de cambiar. Empieza por cambiar tú mismo y termina por cambiar tu entorno.

Soy un artista del vivir, mi obra de arte es mi vida.

Échenle señores!?

Tus deseos, tu realidad …

Dice la frase. Ten cuidado con lo que deseas porque se puede volver realidad. Todo lo que existe tanto bueno como malo es porque alguien lo pensó y deseo lo suficiente para después hacerlo realidad. 

Tus deseos están relacionados con tus pensamientos y tus pensamientos están influidos por tu entorno, es decir por todos los inputs que metes en tu mente. Procura siempre buscar entornos que vayan en línea con la realidad que quieras tener. El universo ofrece infinitas posibilidades que se alinean con tus pensamientos y deseos. 

Y como todo en la vida, es cuestión de elección. Tu eliges que pensamientos y deseos tener y por tanto eliges que realidad quieres vivir.

Échenle señores!?

Es cuestión de enfoque …

No se pueden tocar todas las teclas del piano al mismo tiempo.  El escoger dedicarte de lleno a una cosa y sobretodo hacerla bien, significa que estás dispuesto a dejar otras cosas de lado. No te fijes tanto en lo que pierdes en las opciones no elegidas, más bien concéntrate en las ganancias y beneficios que te traerán la opción elegida.

Con tanta distracción que tenemos, se requiere carácter y madurez para no perder el sentido de nuestras acciones y de lo que verdaderamente queremos.

Es cuestión de enfoque, no te distraigas y no te dejes llevar por la corriente de las aguas sin cauce. 

Échenle señores!?

El que persevera y tiene paciencia alcanza …

La naturaleza nos enseña que todos los procesos tienen un ciclo natural. Si tu siembras hoy semillas, no puedes tener frutos mañana, es necesario pasar por un ciclo y un proceso que por más que tengas prisa no se puede alterar. Todas las cosas tienen un orden y es con perseverancia y paciencia como se puede llegar a tener esos frutos deseados. A esas semillas hay que regarlas, abonarlas y cuidarlas para que una vez cumplido su ciclo natural de crecimiento se conviertan en frutos.

Estamos ahora en una época en la que todos queremos éxitos rápidos y fáciles, andamos siempre de prisa persiguiendo cosas que ni siquiera estamos seguros que son o para que las queremos. Ya no estamos dispuestos a esperar el ciclo natural de las cosas, queremos que todo sea rápido y sino, abandonamos y nos vamos a otra cosa. El mundo está lleno de gente preparada pero frustrada porque no fueron los suficientemente perseverante y paciente para completar los ciclos de las cosas en tiempo y orden.

La persistencia y la paciencia por sí solos, son omnipotentes.

Échenle señores!?

Aprovecha las adversidades …

La adversidad no es algo agradable para nadie, tarde o temprano llama a las puertas de todas las casas. Es inevitable. Sin embargo, la diferencia entre unas personas y otras no reside en los problemas que tenemos que afrontar sino en la forma en que respondemos a ellos. Mientras que algunos se hunden, otros salen fortalecidos, convirtiendo las dificultades en crisis de crecimiento y madurez.

El mundo está lleno de sufrimiento, pero rebosa de personas que lo han vencido y que en su lucha, descubrieron algo valioso – Hellen Keller

Echenle señores!?

Se tu mismo …

La necesidad de aprobación de los demás es un gran mal que aqueja a las personas. El miedo a no gustar, a no caer bien y ser señalado es una gran preocupación en la vida de muchos que terminan viviendo de acuerdo a las expectativas de los demás y se olvidan de vivir su propia vida.

Se tu mismo, sacúdete de las presiones sociales y de tu entorno. No pierdas tu originalidad por darle gusto a otros que al final te dejarán solo. No es tarea fácil ya que hacerlo puede que te haga romper con esquemas a los que estás acostumbrado, a convencionalismos con los que siempre has vivido e incluso a modificar tus relaciones.

Ponle tu marca personal a todo lo que hagas y en lugar de preocuparte por el que dirán, ocúpate en ser la mejor versión de ti mismo cada día y que eso sea lo que te distinga.

No importa lo que la gente diga sino el significado que yo les doy a sus palabras 

Échenle señores!?

Ama lo que haces …

La única manera de hacer un gran trabajo es amar lo que se hace. Es muy complicado hacer un trabajo de excelencia si no te sientes identificado con lo que haces, cuando solamente estás haciendo lo mínimo necesario para cumplir.  Si te encuentras  en esta situación, es mejor que reconsideres seriamente lo que haces ya que lo único que estás haciendo es alejándote del bienestar y felicidad que genera hacer lo que se ama.

Pasamos gran parte de nuestra vida en el trabajo, así que asegúrate de que realmente disfrutas y amas lo que haces.  Amar lo que se hace tiene muchos beneficios, te hace sentir bien y contribuye a tu realización personal; beneficias a los demás con tu buen hacer; ganaras más y sobretodo serás más feliz.

Decía Steve Jobs que la única forma de hacer un gran trabajo es amando lo que se hace y que si todavía no lo has encontrado hay que seguir buscando, al igual que en los asuntos del corazón, cuando lo encuentres lo sabrás.

Échenle señores!?