Resultados o excusas …

Se dice que hay 2 tipos de personas: las que dan resultados y las que dan excusas.

Es muy fácil caer en la trampa de las excusas para justificar nuestra falta de resultados y responsabilidades .  Al hacernos victimas de nuestro entorno  nos sentimos justificados y de alguna forma disculpados ante los demás.  Culpamos al tráfico, al clima, al dólar, a la inseguridad, al gobierno y a toda una gama de increíbles excusas.  Es cierto que nuestro entorno puede ser complicado, pero eso no justifica una falta de resultados.  

Y tu? Ya tienes los resultados esperados de este año que termina? Fuiste lo suficientemente tenaz y persistente para que a pesar de las adversidades y circunstancias lograras tus resultados? o simplemente ya tienes preparada la lista de excusas para justificarte?

Cuando no puedes cambiar las circunstancias, tienes que cambiar tu mismo.

Sábete Sancho, que no hay un hombre que sea mas que otro, sino que hace mas que otro… Don Quijote

Echenle señores!?

Claridad para llegar …

La principal razón por la que desperdiciamos tiempo con cosas pequeñas, es porque no hemos identificado las cosas grandes. Una persona que no tiene claridad en cuanto a sus metas, a lo que quiere conseguir y de sus prioridades, es una persona que desperdicia mucho tiempo, esfuerzo y energía. Lo único que logra es ir de un lado a otro sin concretar nada.

Cuanto más claras tengas las metas es más fácil tomar desiciones puesto que ya sabes lo que quieres, de lo contrario es fácil que te vuelvas víctima de la indecisión. Si tienes la claridad de lo que quieres entonces el proceso de toma de desiciones se vuelve más fácil.  Cualquier cosa que te acerque a tus metas es una buena desicion y cualquier cosa que te aleje, es una mala desicion.

El que no sabe lo que quiere, acaba donde no quiere estar.

Échenle señores!?

A veces se requiere decir No …

Si quieres estar en todo y hacer todo, lo más seguro es que al final te conviertas en maestro de nada.  Es necesario que tengas definido tu propósito de vida y centres tu atención en solamente las acciones que poco a poco te lleven a él. Para verdaderamente llegar a tener éxito en algo se requiere enfoque y para tener enfoque se necesita carácter para decir NO.

A veces se requiere decir NO a distracciones que te desvíen de tu propósito, a relaciones tóxicas, a actividades que solo te quitan energía y tiempo. Por cada SI que decimos, decimos NO a otras cosas que tal vez sean más importantes que a las que aceptamos diciendo SI. Enfócate solo en las cosas importantes que te agreguen valor como persona y que contribuyan a tu propósito de vida y objetivos.

Algunas veces el decir NO puede causar enfrentamientos y fricciones que por no tener el carácter terminamos diciendo SI aunque en el fondo hubiéramos querido decir NO. 

Échenle señores!?

Hay que jugar para ganar …

Si quieres ganar, tienes que jugar y cuando juegas, puedes perder. Todos queremos jugar a la segura, desafortunadamente lo único seguro en esta vida es la muerte. Por el temor de perder, muchas veces nosotros mismos nos limitamos de ser, hacer o tener lo que realmente quisiéramos y terminamos viviendo una vida que no nos gusta.  No hay nada más triste y desolador que tener una vida llena de sentimientos de » si yo hubiera» o «a lo mejor» o » que hubiera pasado si «.

Hay que jugar para ganar, es cierto que se puede perder, pero eso no significa fracaso.  El único fracaso es no haber intentado lo que realmente quieres y deseas. Las personas de éxito son las que están dispuestas a enfrentar riesgos e incertidumbre. 

Si no estás dispuesto a correr el riesgo de perder, entonces confórmate con ver el juego y ver a otros ganar.

Échenle señores!?

Tu peor enemigo …

A lo largo de nuestro camino siempre habrá razones que nos inviten a rendirnos, a no terminar lo que empezamos. Habrá ocasiones en que nos sintamos rechazados y fuera de lugar. A veces encontraremos obstáculos aparentemente imposibles de saltar.  Otras veces la vida nos parecerá injusta o simplemtente nos vemos arrastrados por el status quo y lo socialmente aceptable. 

Tu peor enemigo eres tú mismo. No te dejes vencer por las adversidades, al contrario, úsalas como escalón para ver más alto y lejos. Concéntrate en tus talentos y fortalezas.  Todos tenemos debilidades, hay que usarlas para mejorarlas y no para detenernos o desviarnos de nuestro camino.

La conquista más grande del hombre…la de sí mismo.

Échenle señores!?

Temer para crecer …

El verdadero crecimiento se da cuando nos enfrentamos a situaciones que nos generan intranquilidad y miedos. Cuando tenemos todo bajo control y nada de que  preocuparse tendemos a relajarnos y estacionarnos en una zona de confort. El crecimiento siempre está asociado a una cierta intranquilidad que nos obliga a hacer cosas fuera de lo habitual que nos permiten aprender y mejorar.

Si sientes miedo, estas ante una oportunidad de crecer. Si no tienes miedos, los más probable es que estés  en una situación rutinaria y sin retos. No se trata de no tener miedos, sino de controlarlos, de otro modo se vive con mucha frustración. Los miedos que no controlas, te controlan.

 Si tengo todo bajo control, es que no voy lo suficientemente rápido… Mario Andretti

Échenle señores!?

Relaciónate bien …

El entorno es tan importante como la actitud que le pongamos a las cosas. Se dice que terminamos siendo como el promedio de las personas con las que nos juntamos. Te has preguntado alguna vez si estás en el entorno correcto? O mejor aún, si eres el entorno correcto de otras personas?

Relaciónate bien… nunca es tarde para limpiar tus relaciones. La influencia de nuestro entorno es como la marea en el mar, sin darte cuenta te lleva a lugares que tal vez no quieras o no te convengan. Para que una semilla germine es necesario plantarla en tierra fértil.

Se acerca año nuevo, tal vez sea una buena oportunidad para redefinir nuestro entorno y áreas de influencia. El entorno incluye todo lo que de alguna manera nos influye en la forma en que pensamos y actuamos.  Relaciones, hábitos, redes sociales, televisión, y distracciones.

Cuando no tengo un plan, me convierto en el plan de alguien mas

Échenle señores!?

Acción ante todo …

La acción más pequeña vale más que la intención más grande. Mucha gente muere en la sala de espera de la vida. Casi siempre algún día, suele ser ningún día. Eso de cuando tenga tiempo o cuando pueda o cuando tenga dinero, nunca ocurre del todo. Siempre habra un pero para justificarse.

Acción ante todo… si no actúas sobre la vida, ella actuará sobre ti. Los días se convertirán en semanas y las semanas en meses y antes de que te des cuenta tu tiempo se habrá acabado…. Robin Sharma

Échenle señores!?

La importancia del dinero …

Hay quien dice que el dinero no es importante…Con dinero compras la comida con la que te alimentas; con dinero pagas la casa en la que vives; con dinero satisfaces tus necesidades de transporte; con dinero tienes cobertura de gastos médicos en caso de necesitarlos. Las necesidades básicas se cubren gracias al dinero. Como ves, el dinero no es cosa sin importancia, sin embargo a veces lo tratamos sin cuidado y sin atención.

Vivimos en un estado de consumismo constante. Compramos cosas que no necesitamos, con dinero que no tenemos para impresionar a gente que no le importa. Es bien fácil comprar cosas por el solo hecho de tener,  por llenar huecos emocionales o simplemente por no quedarse atrás.

 Ya sea que tengas mucho o poco dinero, es imprescindible aprender a gestionarlo. El dinero sin atención se evapora.

Yo soy rico porque mis ingresos son superiores a mis gastos y mis gastos son iguales a mis deseos.

Échenle señores!?

A veces hay que perder para ganar …

Dice Roberto Kiyosaki que los ganadores se caracterizan porque pierden más frecuentemente que los perdedores. Los perdedores son perdedores porque no están dispuestos a equivocarse. Sin riesgo no hay ganancias.

Cuando se asumen riesgos las cosas  a veces no salen como uno desearía, cuando esto sucede hay que mirar hacia adelante y seguir insistiendo. Los perdedores evitan el fracaso y es precisamente el fracaso lo que convierte a los perdedores en ganadores. Gran parte del éxito reside en como se manejan lo fracasos a lo largo del camino. La clave para manejar el fracaso está en tener la suficiente humildad para admitir los errores, inteligencia para aprender de ellos y disciplina para corregirlos.

Sin errores y aprendizaje no ocurre nada interesante en la vida.

Échenle señores!?