Es fácil cuando todo está en orden …

Un mar en calma no hace un buen marinero. El verdadero liderazgo se demuestra ante las adversidades y grandes desafíos. Es en las situaciones difíciles cuando se precisan los verdaderos líderes; cuando todo está en orden y funcionando todos los lideres son excelentes.

Ante la tormenta, es necesario mantener una actitud de serenidad y una tenacidad de propósito.  Las personas que han realizado grandes obras y triunfos han soportado innumerables vicisitudes que solamente con firmeza de carácter han logrado mantener el rumbo para finalmente llegar a buen puerto.

Échenle señores!?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *